viernes, 1 de febrero de 2008

peligro al volante

El Automóvil Club de Chile realizó una encuesta a 3000 santiaguinos sobre su comportamiento al momento de sentarse frente al volante. El sondeo, dado a conocer ayer, reabrió la polémica sobre el actual sistema que otorga licencias de conducir en nuestro país (ése que tildan de- y, en verdad, es- fácil), y a la vez puso de manifiesto lo mal que manejan los capitalinos... YA, ¡¡¡MANEJAMOS!!!... lo mal que manejamos los capitalinos. (si igual me llega el tópico noticioso).

Según dicha encuesta:
  • un 43% de los encuestados prefiere manejar bajo la influencia del alcohol antes que tomar medidas de precaución, la idea es más popular entre especímenes de 18 a 24 años. [de este primer punto me abstengo de opinar, pues no es mi caso, prefiero no tomar o simplemente no ocupar el auto cuando quiera hacerlo].
  • más del 50 % no respeta los límites de velocidad tanto en carreteras [hands up] como en espacios urbanos [hands up]. [aquí levanto cabeza, manos, hombros y hasta pies, suelo acelerar con gran profundidad, manejar a 60 por las calles chicas y andar por la vida urbana a 70; mientras que considero que andar a 80 en Costanera es una ridiculez, pero me baja el cargo de conciencia cuando el kilometraje marca 90 - y trato de disminuir a 80, logro disminuir a 80 para luego decirme a mí misma que voy lento- y he llegado a los 100 y algo].
  • el 59% no sabe que la distancia entre la rueda del vehículo y la cuneta, al momento de estacionar, debe ser de 30 centímetros [ni idea de eso... aunque mi organismo igual lo sabe porque nunca logré quedar pegada a la cuneta y ésa es como la distancia a la que siempre quedo].
  • sólo un 1% sabe que cuando un carabinero que dirige el tránsito levanta el brazo izquierdo, es porque indica luz amarilla [ok, definitivamente soy del team 99%... todos los días se aprende algo nuevo, ¿no?].
  • el 84% reconoció haber tenido algún altercado con otro automovilista [sí, demás que los he tenido pero la cosa no pasa de más de un bocinazo, una cara fea y yo reclamandole en voz alta, con vidrios arriba, y radio a gran volúmen];mientras el 60% de ellos admitió haber sido insultado por el otro conductor durante el episodio [sí, probablemente más de alguno por ahí se haya acordado de mi mamá. Igual vivir ambas experiencias NO ES LA GRAN TRAGEDIA APOCALÍPTICA PARA LA HUMANIDAD, ni que viviesemos en una ciudad tan desestresada].
  • mientras que un 48% ha sido detenido para un control policial en los últimos 3 años [yo lo único que quiero es que me paren y dejar esa maldita presión de la primera vez abajo, por más que me topo por todos los controles habidos y por haber, con carabineros haciendo nada al lado de sus motocicletas, nunca me han hecho la maldita señal del brazo- ni siquiera en la Plaza San Enrique un miércoles en la noche-, asumo que es por la patente o porque no soy tan peligrosa al volante como creo... o al menos, no ante sus ojos. Espero que cuando pase no sea por nadar contra la corriente].
  • a su vez, un 57% de los consultados aprendió a manejar antes de los 18 años y de manera casera (tíos, abuelos, pololos, ¿papás?... en serio, cómo puedes aprender a manejar con tu viejo todo desesperado, ordenándote a frenar 2 metros antes del signo "Pare", rozando el freno de mano y aletiando la mano izquierda como si eso te hiciese disminuir los ya lentísimos 40 kms/h.); mientras que un 37% aprendió en una Escuela de Conductores a los 18. [soy un sincretismo de ambas, aprendí con 17 a manejar y lo hice en una escuela de conductores - porque la escuela particular "Mario Molina" por choque de caracteres no iba a funcionar- pero cabe destacar que lo hice en una escuela de conductores de mi comuna, que es algo así como aprender con un video de Barney... no, mejor dicho con uno que recalca la ¡"nueva ley de tránsito de 1985" y en el cual abundan los Fiat 600!].
Para el gerente de Automóvil Club, Cristián Sanhueza, esto demuestra el poco conocimiento que hay sobre las leyes de tránsito (mmm, igual sufro de una laguna mental entre la época que contestaba esas pruebas del manual hasta el día de hoy, más aún si mi reglamento de tránsito- con test incluido- se lo "presté" -a.k.a. "regalé"- a una mina con una pop-corn de cerebro y que espero haber visto por última vez el día de mi licenciatura), y es una demostración de lo deficiente que es el proceso que permite a una persona en Chile obtener su licencia de conducir, el cual es de un porcentaje de reprobación del 2%, inferior al de otros países, y en el cual los evaluados memorizan las respuestas.

Si lo pensamos, hay un punto de certeza en dicha idea. Yo, la persona cuya herramienta de aprendizaje es la memoria y no el análisis, recuerdo haber repetido interiormente una y otra vez las preguntas del manual con su correspondiente respuesta correcta antes de realizar una prueba teórica en la escuela de conducir. Eso hasta que Bárbara Videla me dijo de vuelta de vacaciones de invierno, y en plena clase de Lenguaje que para qué memorizar si podía ahorrar tiempo y mente copiando las alternativas en una hoja de cuaderno en ese instante... total- como nadie nos controlaba al momento de rendir dichas pruebas- nadie se iba a dar cuenta. Ahorro de tiempo total.Aparte no era gran pecado, siempre podías recurrir a la pedagogía del manual con efecto retardado y sin evaluación como medio de presión (onda, para no quedarte solo con la letra de la alternativa) y para el gran exámen igual tendrías que memorizar la pregunta con su respuesta.

Sí, analizando dichos hechos es muy probable que, efectivamente, sea una mala conductora, un peligro al volante y todas esas cosas. Aunque prefiero pensar que "practice makes perfect" y esos errores se irán de a poco, mientras el C3 (notable apañador) y yo nos entendemos en esta selva de cemento...con esto quedó- absolutamente- claro que yo no soy la única del problema.

2 comentarios:

Jaci dijo...

damn, de nuevo un testamento

Pau dijo...

jajjaja ok, no eres solo tu. eso me da mas motivos aun para considerar que el cinturon de seguridad del c3 es mi mejor amigo en el mundo. solo agradece que nunca ha pasado nada grave xq tu angelito de la guarda debe ser cafeinomano-paranoico y esta pendiente de ti todo el rato (no le queda otra).
nos vemos lueeegoooo